Los colombianos toman conciencia sobre sus cesantías


shadow

Las cesantías, una prestación a la que tiene derecho todo trabajador colombiano cada día está siendo más aprovechada para los fines con los cuales se creó. Su objetivo principal es amparar al afiliado en caso de quedar desempleado o cesante. Está a cargo del empleador y es generada por un vínculo laboral. Equivale a un mes de salario por el año trabajado o proporcional si el período es menor de 12 meses.  De acuerdo con cifras de la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantía, Asofondos, en diciembre cerca de 7,2 millones de colombianos se encontraban afiliados a fondos de cesantía y se espera que entre enero y febrero de este año, esta cifra llegue a los 8,5 millones. En diciembre, el ahorro de estos 7,2 millones de trabajadores se ubicó en $10,5 billones, un 14% superior al monto observado en 2016.

Durante el año, a los trabajadores se les depositaron $5,6 billones en total de las cesantías causadas en 2016, y para el mismo periodo se realizaron retiros de cesantías por $5 billones. La ley permite su uso en caso de pérdida de empleo/desvinculación laboral, vivienda o educación. Sin embargo, Asofondos reitera su recomendación para que los trabajadores preserven estos recursos como un ahorro que, principalmente, debe proteger al trabajador en caso de quedar cesante; escenario donde el afiliado sin ingresos laborales se encuentra más vulnerable.

Cifras de Asofondos muestran que los afiliados a los fondos de cesantías utilizaron $5,0 billones, 10,5% más que en 2016, de los cuales un 33,6% se utilizó por concepto de terminación de contrato o desvinculación laboral, lo que en caso tal, permitió que las cesantías actuaran como una especie de seguro de desempleo.  En el último año el uso de este tipo de prestación salarial, por concepto de terminación de contrato o desvinculación laboral, superó los $1,69 billones, 3,7% superior al monto retirado en 2016. Esta cifra representó un 33,6% dentro del total de retiros registrados en 2017, siendo la principal causal de retiros uso de estos recursos.

“Siempre recomendamos al trabajador que conserve sus cesantías en su cuenta, que no las considere plata de bolsillo, sino más bien que las tenga como una especie de colchón o de seguro que podrán usar para situaciones difíciles, como es la pérdida de empleo”, precisó Santiago Montenegro Trujillo, presidente de Asofondos.

Buena parte de los retiros de cesantías por terminación de contrato laboral se realizó entre febrero y mayo, y cerca del 42% de los retiros por este concepto se dieron durante ese periodo.  Una mirada más amplia -últimos diez años-, muestra que los trabajadores han retirado $11,1 billones de sus cesantías para cubrirse frente a desvinculación laboral o terminación de contrato. Los datos de desempleo mostraron que 2017 fue un año desafiante para elmercado laboral.

En promedio, de enero a noviembre se observó un incremento de 20 puntos básicos en la tasa de desempleo mensual frente al respectivo dato de 2016. Únicamente el dato de enero de 2017 fue inferior al registrado en igual periodo del año anterior.  Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares realizada por el DANE, en agosto de 2017 se evidenció que la tasa de desempleo aumentó en 10 de los 24 departamentos evaluados por la entidad; departamentos que concentran el 34% del total de población en edad de trabajar y el 38,3% del total dedesocupados.

Sin embargo, los afiliados a fondos de cesantías de estas regiones solo corresponden al 23% del total.  Boyacá, Magdalena, Caquetá, Santander y Meta fueron los departamentos más afectados por el incremento en la cantidad de desempleados. Solo en Boyacá, la tasa de desempleo pasó de 6,47% en agosto de 2016 a 11,1% en agosto de 2017.

Estas importantes variaciones refuerzan la importancia de ahorrar las cesantías y utilizarlas fundamentalmente en periodos de desempleo, donde la falta de un ingreso incrementa la vulnerabilidad del afiliado y su familia. La ley, sin embargo, permite usar estos recursos para cubrir otro tipo de necesidades como educación, compra, liberación de deuda o mejoramiento de vivienda.

Lo que muestran las cifras en el año que acaba de pasar es que el monto retirado para cubrir tales rubros ascendió a $3,15 billones, lo que representó un 62,5% del total de los recursos utilizados, con una variación de 15,1% con respecto a lo observado en 2016.  Se destaca el incremento de la utilización de recursos de cesantías para compra de vivienda ($1,4 billones) los cuales representaron el 28% del total retirado, mientras que en 2016 correspondía al 24,4%. Este rubro creció en un 26,6% respecto al total retirado en el periodo anterior.

¿Quiénes se benefician de las cesantías? 

Esta prestación la reciben anualmente en su mayoría quienes contaron con empleo formal en 2017, de estos trabajadores se estima que el 84% gana menos de 2 salarios mínimos.  “Los mayores beneficiarios de este ahorro siguen siendo aquellos trabajadores formales que tienen menores ingresos”, aseguró Montenegro.

Los trabajadores pueden escoger la Administradora de Cesantías en el que desean ahorrarlas y a través del esquema Multiportafolios podrán elegir cómo invertirlas pudiendo seleccionar entre el portafolio de corto y largo plazo, cada uno tiene sus propias características de inversión, rentabilidad y tiempo de permanencia.

Al proceso de elegir uno de dichos portafolios o distribuir las cesantías entre ambos, se le conoce como definición del perfil de administración. La clave a la hora de elegir es saber el uso que le dará a las cesantías y por cuánto tiempo se mantendrán ahorradas.

Portafolio de largo plazo

Orientado a los afiliados que conservarán sus cesantías por un periodo mayor a 1 año.Sus inversiones son a mayor plazo y, probablemente, con mayor riesgo que en el portafolio de corto plazo, aunque la rentabilidad tiende a ser mayor. La rentabilidad se calcula en un período acumulado de 24 meses. Es para personas con un perfil de riesgo moderado. Comisión de administración de hasta el 3% efectivo anual sobre el valor del portafolio de inversión.No tiene comisión para el retiro de las cesantías cuando el trabajador se queda sin empleo.

Portafolio de corto plazo

Orientado a los afiliados que van a utilizar sus cesantías en el corto plazo. Sus inversiones son de menor riesgo y la rentabilidad tiende a ser menor que en el portafolio de largo plazo. Su objetivo es mitigar el riesgo dedesvalorizaciones para tener liquidez en los retiros que se realizan en el corto plazo. La rentabilidad se calcula en un período acumulado de tres meses. Es para personas con un perfil de riesgo conservador, o que prefieran retirar sus cesantías en el corto plazo.

Categorías: